24 de Septiembre de 2018
16:24
91 427 52 09
Accede a tu cuenta
Introduce tu usuario y contraseña para acceder a tu cuenta
0
0 €
Volver
No procrastines, o si…

procrastinar_001

 

Procrastinar, detrás de esta singular, engolada y casi impronunciable palabra se esconde un sencillo concepto que seguro te resulta muy familiar… Procrastinar no es más que “diferir, aplazar o posponer en el tiempo algo que sabemos que debemos hacer”. 

Quién no ha “diferido, aplazado o pospuesto” algo que tenía que hacer pero no le apetecía en absoluto realizar en ese momento? Me vienen a la cabeza varios ejemplos de nuestro día a día: un trabajo aburrido dentro de la jornada laboral, una tarea doméstica poco atractiva (casi siempre lo son o al menos nos lo parecen), una llamada de teléfono incómoda que deberíamos hacer o una visita de compromiso… ¿Quién no ha dicho alguna vez, en un rato lo hago, mañana llamo o de esta tarde no pasa? 

Para evitar “hacer lo que sabemos que debemos hacer” somos capaces de dar rienda suelta a nuestra imaginación y “distraernos” con otras actividades irrelevantes, agradables o que simplemente nos apetecen más, teniendo la sensación en muchas ocasiones de que estamos perdiendo el tiempo, un tiempo que es único, que es nuestro, que no vuelve y que objetivamente estamos desaprovechando. 

Vivimos en una sociedad en la que “casi todo” funciona contra reloj, vamos corriendo a todos los sitios, todo es "para ayer”, siempre tenemos prisa, no tenemos tiempo para apreciar lo que nos rodea, para tomar un café tranquilamente con un amig@, no disfrutamos de la mayoría de las cosas que hacemos y, sinceramente, parecemos en muchas ocasiones “generadores y transmisores de stress con patas…” 

 

velocidad

 

Pienso que quizá en parte sea por nuestra culpa, por nuestra falta de organización o mejor dicho por nuestra escasa planificación. Reconozco que en ocasiones yo también me pierdo porque olvido la importantísima diferencia entre lo urgente y lo importante y eso hace que se amontonen tareas, sintiéndome incapaz de cumplirlas todas en tiempo y obligándome a procrastinar algunas, quizá las equivocadas.

Diferenciar en nuestro día a día las tareas importantes de las urgentes es un ejercicio que deberíamos hacer más a menudo. Algo realmente es urgente cuando requiere tu atención inmediata, sin embargo será únicamente importante cuando forme parte de tus objetivos a medio y largo plazo y en muchas ocasiones confundimos los conceptos. 

Pienso que la solución, o al menos parte de ella, puede estar en hacer una pequeña pausa dentro de ese caos de vida que “nos obligan o nos obligamos” a llevar, sentarnos, coger papel y bolígrafo y confeccionar, por ejemplo, una “matriz de Eisenhower” o cualquier otra herramienta que nos ayude a priorizar las tareas en función de su urgencia o importancia con el fin de gestionar y optimizar mucho mejor nuestro tiempo. 

Por supuesto que estamos en un momento “pausa” y debemos pensar, planificar y actuar paso a paso dentro de un equilibrio, pero sin relajarnos o descuidarnos demasiado ya que si desatendemos las cosas importantes al final se convertirán en urgentes y conseguiremos haber atascado la matriz en lugar de gestionar mejor nuestro tiempo que es lo que pretendíamos con este ejercicio.

Aunque la “matriz Eisenhower” pueda parecer que está enfocada hacía el ámbito laboral, es perfectamente aplicable a nuestra vida cotidiana porque no debemos olvidar nunca que nuestro trabajo más importante es “vivir” y lo debemos hacer de la mejor manera posible, poniendo todo nuestro empeño, optimizándolo al máximo, desarrollando todas nuestras aptitudes y regándolo con la actitud más positiva posible. 

 

matriz Eisenhower

 

Bueno, hasta aquí la definición, la crítica y una posible solución o ayuda… Pero esto es “Fabricando Sueños”, sabes que siempre quiero darle una visión en positivo a todo, aunque en ocasiones cueste encontrarlo, y hoy para acabar quiero justificar que en ocasiones procrastinar es bueno, incluso sano…

Creo que, sin tomarlo como una costumbre, no “desatendiendo" en exceso nuestras obligaciones y si no hay en ese momento otras prioridades que en la matriz se encuentren “muy” en la parte superior derecha, todos tenemos derecho a gestionar de forma distendida el tiempo, incluso tenemos derecho a “perderlo” en lo que más nos apetezca, permitirnos “vaguear” un rato creo que es incluso sano de vez en cuando. Si no lo convertimos en una constante en nuestras vidas pienso que procrastinar es una actividad válida para limpiar nuestra cabeza, que en ocasiones es incluso más necesario que limpiar nuestra propia casa...


Y ante la duda, como leí el otro día, vivir es lo único urgente.

BOTE138.000.000 €
martes, 25/09/18
¡Jugar Ahora!
BOTE36.500.000 €
jueves, 27/09/18
¡Jugar Ahora!
BOTE5.000.000 €
domingo, 30/09/18
¡Jugar Ahora!
BOTE800.000 €
lunes, 24/09/18
¡Jugar Ahora!
BOTE700.000 €
miércoles, 26/09/18
¡Jugar Ahora!
BOTE40.000 €
miércoles, 26/09/18
¡Jugar Ahora!
EN PREMIOS30.000 €
jueves, 27/09/18
¡Jugar Ahora!
www.rondadelafortuna.com
Juegos y Apuestas
Medios de pago
Web segura. Certificado por
Juego responsable
+18
Ronda de la Fortuna
Servicios sociales de telecomunicaciones SL
C/ Ronda de la comunicación s/n
Zona comercial de distrito Telefónica
28050 Madrid (Madrid)
B83936922
Atención al cliente91 427 52 09
© Gadmin.es Los logotipos de juegos y loterías utilizados en esta web son propiedad de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE).
Esta web sólo hace uso de ellos a modo meramente identificativo para falicitar la elección y selección del apostante